domingo, enero 21, 2007

balada para un loco


Mon invité: Astor Piazzolla



Las tardecitas de Buenos Aires tienen ese qué sé yo, ¿viste?
Salgo de mi casa, por Arenales.
Lo de siempre: en la calle y en mí...
Cuando, de repente, de atrás de ese árbol, se aparece él.
Mezcla rara de penúltimo linyera y de primer polizonte en el viaje a Venus:
medio melón en la cabeza,
las rayas de la camisa pintadas en la piel,
dos medias suelas clavadas en los pies,
y una banderita de taxi libre levantada en cada mano.
¡Ja, ja! Parece que sólo yo lo veo.
Porque él pasa entre la gente,
y los maniquíes le guiñan;
los semáforos le dan tres luces celestes,
y las naranjas del frutero de la esquina le tiran azahares.
Y así, medio bailando y medio volando,
se saca el melón,
me saluda,
me regala una banderita,
y me dice...


Ya sé que estoy piantao, piantao, piantao...

No ves que va la luna rodando por Callao;

que un corso de astronautas y niños, con un vals,me baila alrededor...

¡Bailá! ¡Vení! ¡Volá!
Ya sé que estoy piantao, piantao, piantao...

Yo miro a Buenos Aires del nido de un gorrión;y a vos te vi tan triste...

¡Vení! ¡Volá! ¡Sentí!...el loco berretín que tengo para vos:
¡Loco! ¡Loco! ¡Loco!

Cuando anochezca en tu porteña soledad,

por la ribera de tu sábana vendré

con un poema y un trombón

a desvelarte el corazón.
¡Loco! ¡Loco! ¡Loco!

Como un acróbata demente saltaré,

sobre el abismo de tu escote hasta sentir

que enloquecí tu corazón de libertad...

¡Ya vas a ver!


Y, así diciendo,

El loco me convida

a andar en su ilusión super-sport,

y vamos a correr por las cornisas

¡con una golondrina en el motor!
De Vieytes nos aplauden: "¡Viva! ¡Viva!",

los locos que inventaron el Amor;

y un ángel y un soldado y una niña

nos dan un valsecito bailador.

Nos sale a saludar la gente linda...

Y El loco, loco mío, ¡qué sé yo!,

provoca campanarios con su risa,

y al fin, me mira, y canta a media voz:


Quereme así, piantao, piantao, piantao...

Trepáte a esta ternura de locos que hay en mí,

ponete esta peluca de alondras,

¡y volá!¡Volá conmigo ya! ¡Vení, volá, vení!
Quereme así, piantao, piantao, piantao...

Abrite los amores que vamos a intentarla mágica locura total de revivir...

¡Vení, volá, vení! ¡Trai-lai-la-larará!
¡Viva! ¡Viva! ¡Viva!¡

Loco él y loca yo!

¡Locos! ¡Locos! ¡Locos!

¡Loco él y loca yo!

2 comentarios:

Aurora dijo...

Tango, una locura de amor. Es lindisimo.

Victoria dijo...

Este tango siempre me hace llorar. Y puedo asegurarte que lloro muy, muy pocas veces.

Un abrazo.


Tzes.