domingo, diciembre 30, 2007

Los silenciosos momentos



La mano quieta, indecisa,
muestra el pudor de existir sin pasión


dos palabras emborronan el deseo
mezclando el sentir y la duda en el acto


atrevido,
el ojo se inunda en la lectura
del poeta que agoniza en cada verso.


El silencio en mi silencio,
espera la mano que tome la mano
en la magia del momento

8 comentarios:

Tawaki dijo...

Una mano explora la otra, leyendo el mapa del nuevo mundo.

Besos

Merce dijo...

Si que es cierto que hay magia en ese suave roce de manos. Feliz año.

Carmen dijo...

Desde luego q nada hay más mágico q el amor, ese amor q se manifiesta en gestos como el roce de dos manos casi asustadas o temblorosas...

Qué bonito escribe mi Carmen ;-)

Gracias por toda esa sensibilidad q nos regalas en cada palabra...

Feliz 2008, guapa.

Besos de tu pequeña sirena ;-)

obdulia dijo...

Estas manos junto a tu relato me recuerdan instantes de mi vida.

¡Cuanto se puede decir con un solo roce! Mucho mas que con mil palabras.

Fefiz año nuevo.

Obdulia

carmen dijo...

Sí, son los instantes mágicos que nos llenan y que echamos de menos cuando se han perdido en el camino :)
Gracias tawaki, merce, sirenita, obdulia...vuestros roces también se sienten aqui, muy cerca.
besos..

Morgana dijo...

La cantidad de cosas que se pueden sentir en un gesto tan aparentemente simple como que dos manos se unan nos da una idea de la complejidad de las emociones y de la magia que existe en la Tierra.
Que empieces el año, y lo continúes claro está, con sentimientos similares.
Un abrazo muy fuerte!

victor lopez ruiz dijo...

Gracias por tu comentario y tu visita al blog. No te agobie el paso del tiempo pues el tiempo solo es una conceptualizacion, el tiempo solo es un reloj, la vida no tiene explicación ella misma es la explicación, no intento hacer arte solo plasmo ideas que surgen de mi centro de ingravidez, he visto tu blog lleno de sensibilidad y te animo a seguirte desbordando, espero seguir compartiendo contigo estos caudales llenos de creatividad. Un saludo

carmen dijo...

Morgana, no te contesté...que olvido el mío. Pues como bien sabes empecé el año como lo acabé: en paz conmigo misma. besos mil

Víctor, gracias a ti por contestar y dejarme esa reflexión tan personal...bueno soy consciencia de que formo parte de un todo pero al mismo tiempo un pequeño instante al mismo tiempo (no quería emplear la palabra dichosa, pero valga el intento). Igualmente desearé ese compartir del cual me hablas, pues sé que será fructífero por tu parte. Un saludo :)