lunes, marzo 31, 2008

Cuando


Curioso,

el ojo se detiene

piensa y respira;



no hay lágrima que se detenga

cuando la belleza se acerca.




7 comentarios:

Morgana dijo...

Es curioso porque últimamente a mí se me han saltado varias veces las lágrimas y nunca ha sido por nada triste sino que, por el contrario, en otdas las ocasiones las lágrimas eran provocadas por la belleza que sentía ante lo que esta viendo.
(soy una llorona)
besos, XD

El Toro de Barro dijo...

Qué hermosísimo poema...

carmen dijo...

:) Princesa....sí, yo también suelo detenerme en la belleza y como tu, es emoción lo que aparece. Un beso

Carlos :) gracias por tus palabras, te aseguro que me llenan enormemente. Un saludo sincero

Tawaki dijo...

Es que el ojo puede retroceder, pero las lágrimas no. Feliz fin de semana.

Mari Carmen dijo...

La belleza nos exalta, nos conmueve y suele hacer llorar.

Es un poema muy bello, Carmen.

Abrazos

RocanLoveR dijo...

Paso a saludarte y me quedo con tus letras que siempre me llegan tanto.

cuando uno se detiene, y su mirada se profundiza, la belleza de las cosas aparece suavemente, solo hay que detenerse y dejarse atrapar por ella, las lágrimas es la manifestación de este acto tan humano que muchas veces, dejamos pasar desapercibido..

Un gran abrazo amiga, de corazón, estás conmigo.

carmen dijo...

Que bien las visitas habidas, son aquellas que me llenan de alegría....una lágrima por ellas y un beso para vosotros, tawaki, M.Carmen, Marina ...cuanto tiempo Marina :))