domingo, marzo 09, 2008

El vigía ausente




Vigía desértica;
inexistencia relativa.

Las alas,
ocultan las vidriosas espinas;

caleidoscopio de luz
que mitiga la ternura.

Los vuelos dorados
se pierden
contemplando el acto doloroso .

Mientras,
incendio la locura de mi faz.

4 comentarios:

Tawaki dijo...

Incluso os vigías necesitan descansar de vez en cuando.

Un abrazo.

carmen dijo...

Sí, últimamente te doy mucha veces la razón....el león o el escorpión también debe descansar....pero sin alcanzar la muerte pues entonces llega la descomposición de los sentidos más puros.
Un saludo:)

e dijo...

cuando leí "ternura"
creo que el sonido
era tortura

saluditos!

carmen dijo...

:) muy bueno Ed...Pues hubiese sido lo mismo...el sentimiento de tortura podría perfectamente sustituir....pero quise languidecer en mi pasión