martes, enero 19, 2010

El árbol torcido

Buscando una foto para completar esta entrada, he encontrado una artista que me ha impactado Cirenaica Moreira

Agresiva, cruel, muestra los momentos amargos de la mujer. No sé aun porque la he elegido pues no es amargura lo que reina en mí sino ternura y amor hacia los míos, compasión hacia las destrozadas madres, padres, hijos por causa de las locuras que ocurren en nuestros días.




árbol torcido



El rugido del alma
golpea incansable
en mi presente
Se mueve veloz
en un lento estallido,
magnifico momento
que expande mi ser
Nacido en el ayer
se acopla
en cada lágrima eclosionada
tras la impotencia de la mente
comprimida y maltrecha
por los ecos,
ecos del ayer
dormidos en mi corazón

Del árbol torcido han nacido tres ramas


4 comentarios:

Tawaki dijo...

Incluso los árboles torcidos quieren crecer.

Ya me has dado trabajo con la fotógrafa. Son tremendas.

Un abrazo.

El Toro de Barro dijo...

El final del poema, en sí mismo, me ha parecido espectacular. De un golpe, transforma la experiencia del dolor en una imagen de vida. Este poema es una pequeña joya.

Horacio Fioriello dijo...

coincido con el comentario anterior,este poema se sale del marco!

besos Carmen!

carmen dijo...

Tawaki, al ser un gran amante de la fotografía, me imagino que te impactaría como a mí :)

un abrazo igualmente.

Carlos, sabes, tus comentarios me llenan enormemente pues siempre me he sentido extraña con tu presencia, es decir, es como si una editorial me dijera "bravo, excelente"....Enfin gracias por estar.
Con respecto al final del poema, las ramas representan mis 3 hijos :)

Horacio, eres un encanto. Gracias por el interés de tu presencia en mi pequeño espacio cibernético.

Un beso igualmente.