viernes, julio 27, 2007

Vacuidades




Compactas,

las lenguas porosas

presencian las vacuidades eternas.


El olor afrutado toma consciencia



2 comentarios:

Horacio Fioriello es Altamira ( un Juan de los Palotes) dijo...

Como salida de un ancestral sake de oriente

Me seducen las distancias lejanas, el inmenso vacío que proyecto sobre el mundo. Crece en mí una sensación de vaciedad; se infiltra en mi cuerpo como un fluido ligero e impalpable. En su avance, como una dilación hasta el infinito, siento la presencia misteriosa de los sentimientos más contradictorios que ha acogido jamás el alma humana. Soy feliz e infeliz a la vez.
E. Cioran

carmen dijo...

Maravilloso :-)