viernes, agosto 17, 2007

los elementos




-1-


Eternizando la soledad del tiempo

voy descomponiendo el cuerpo

en agua templada y limpia;


la tierra húmeda

que fertiliza el aire

cautiva el trazo exacto de la niebla.


Mientras,

el fuego arde en el interior de la fuente.



-2-


La Fuente que emana

en mi silencioso andar

comparte una mirada que extraña mi vacuidad.


Todo lo eterno se descompone en él.

4 comentarios:

Horacio Fioriello es Altamira ( un Juan de los Palotes) dijo...

no hay vacuidad cuando se lee el universo derramando poesía de tu cantaro.
desde mi trinchera, un saludo que llene vacios instantes.

Mari Carmen dijo...

Un hermoso poema salido de una pluma inteligente.

Buenas noches, Carmen.

Javi dijo...

Hola. Es la primera vez que te visito y por lo poco que he visto y leído creo que no será la última. Me gustan tus poesías. ¿Quién es por cierto Orly?

Un saludo blogero. Nos leemos.

carmen dijo...

:-) Gracias por estar.

"Orly" es una maravillosa canción de Jacques Brel que habla de la pérdida inefable del Amor.
Sin embargo él siempre tuvo el poder de hacerlo.