martes, mayo 01, 2007

El expolio





-I-

Tú, expoliado en tu magnificencia
Ególatra rodeado de tu corte
Donde el clamor escarlata de tu vestimenta
Atrae a aquel que contempla


Tu, majestuoso en tu grandeza
El sabor divino de tu mirada
Hacia un mundo de perdón y de paciencia
Contrasta con aquel que desafía


Tu, movimiento en tu serenidad
El intelecto de tu espacio
Dibujado por una mano greca y alargada
Rasga rostros penetrantes
De preguntas.




Tu, ser divino y terrenal a la vez
Has de saber que
Mi mirada, absorta en tu belleza
Se detiene una vez más
Para contemplar tu hermosura




II-

Cuerpo inerte y lleno de vida
Tu mano fantasmal se pierde y provoca
El rojo de tu manto


-III-

Expolio el momento que entregas
Sangre divina que convierte
A aquel que me mira

3 comentarios:

José Camúñez dijo...

Este poema es absolutamente soberbio.

Mi más honesta felicitación. Es tremendamente bueno.

Además de que la temática en la que te sumerges lo hace un poco más especial.

Sigue escribiendo.

amoremachine dijo...

carmen
derrochas tanta fuerza,
que tu mirada
debe ser algo similar
al estallido una bomba.


inmensa.

carmen dijo...

Gracias......Es bello "El Expolio" ¿Verdad? Es uno de mis cuadros favoritos de él.